Lampara LED para cultivo – LED grow light

Estas lamparas emiten un Full espectro RGB (Red, Green, Blue) ideal para todas las etapas del cultivo, crea la temperatura de color principalmente con la combinación de color rojo y azul. Algunos fabricantes de estas Lamparas agregan Amarillo, Blanco, Rosado, Violeta, entre otros, para potencializar el espectro RGB de manera inteligente. Hay unos modelos que tienen un interruptor para profundizar en ciertos colores RGB de acuerdo con la etapa de la planta.

 

Ejemplo 1

Ejemplo 2

Ejemplo 3

Ejemplo 4

Los Watts por metro cuadrado recomendado es igual o superior a 200 Watts, con 250 a 300 Watts se pueden obtener más de 300 a 400 gramos de cosecha, teniendo en cuenta el tipo de genética, la nutrición y otros factores. Para una sola planta entre 50 a 80 cm de altura puede alcanzar una humilde cosecha con tan solo 50 Watts aproximadamente. Se encuentran disponibles en Grow ligths LED y en bombillos especiales de cultivo (Grow ligth bulbs) con el espectro RGB.

Reflectores LED comunes o bombillos de luz LED caseras

Los Reflectores LED se adquieren en almacenes especializados de luces LED de la ciudad, como también en ferreterías, Homecenter, Mercado libre y muchas tiendas online. Entre sus ventajas, es que son buenos para resistir la intemperie de la calle, resistentes a la humedad y su instalación es fácil, además, distribuye mejor la luz gracias al material reflectante. Es recomendable buscar reflectores que tengan la galleta de chips LED lo más ancho y bien repartido posible, y que el material reflectante sea blanco en vez de plateado o que el reflectante plateado sea en relieve como la tela mylar, esto asegura mayor aprovechamiento de los lúmenes y distribución de la luz.

En cuanto a los bombillos LED caseros, se pueden encontrar hasta en las cacharrerías y en pequeñas tiendas a costos muy favorables, lo importante es poder obtener los Watts necesarios con la suma de varios bombillos en un metro cuadrado como medida de referencia. Cada bombillo LED necesitará de la instalación de un plafón para poder funcionar.

Los Watts y la temperatura de color

Con esta tecnología LED se obtiene una buena cosecha a partir de 200 a 300 Watts por metro cuadrado, a diferencia de las luces de Sodio de Alta presión que requieren de 400 Watts como mínimo para poder obtener una cosecha decente, dado que se desperdicia mucha potencia al no cubrir por completo el espectro RGB (red, green, blue) ideal para la nutrición lumínica de las plantas. Se recomienda distribuir varias luces LED repartidas de manera homogénea dentro del espacio de cultivo.

Es importante profundizar un poco sobre el tema de la temperatura de color y el espectro RGB de la luz, pues hace parte de la nutrición lumínica de las plantas. La planta de cannabis absorbe ciertos colores según la etapa en la que se encuentre, por ejemplo, las luces LED blancas (6.500K) o frías (7.00k – 8.000k) son ideales para crecimiento y esquejes, esto significa que al principio prefieren los tonos azulados, mientras que las luces LED cálidas (3.500K) son ideales para floración, esto significa que las plantas prefieren un poco más los tonos amarillos y rojos. En caso de no contar con luces LED cálidas, se pueden usar las luces blancas en floración, pero no se puede esperar que las flores engorden igual que lo que se obtiene con luces LED cálidas o con luces LED especiales para cultivo con alto espectro RGB.

En el área de cultivo es indispensable tener instalado un bombillo LED de pocos Watts de color verde, 6 Watts puede ser más que suficiente, con el fin de usarlo en caso de que las luces del cultivo se encuentren apagadas por el fotoperiodo.  La luz verde no es absorbida por las plantas, de este modo, se puede trabajar en el área de cultivo sin alcanzar a estresar las plantas. Sin embargo, es mejor no abusar y evitar cualquier estrés innecesario.

La temperatura y distancia de la luz

Con las típicas luces de sodio de alta presión el tema de la temperatura es de los problemas más comunes en cultivo indoor, se deben usar las lamparas a una buena distancia para no llegar a quemar la planta. Con las luces LED ya no hay problemas de altas temperaturas, los reflectores o las bombillas LED pueden acercarse a muy pocos centímetros de las plantas, 10 cm aproximadamente sin quemar las hojas. Sin embargo, es mejor no abusar, ya que en el caso de las plantas de cannabis el crecimiento es muy acelerado y alrededor de 3 días podrían haber crecido varios centímetros. Mantener una distancia un poco más alejada para que la luz se reparta mejor, alrededor de 20, 30 y hasta 40 cm estaría bien con 250 Watts. Dependiendo de la cantidad de Watts de las luces y si es el caso de luces LED especiales para cultivo, se debe tener en cuenta las especificaciones del fabricante. Un termo-higrómetro facilita el control de la temperatura, con la mano del cultivador también es posible detectar si la temperatura quema o emite un calor agradable y suave, esto es alrededor de 23 a 25 grados centígrados como máximo. No es aconsejable mantener temperaturas de 26 a 28 grados, pero tampoco va a estar en peligro el cultivo.

Con una distancia inapropiada de las luces las plantas pueden dejar de tener un crecimiento normal, dado que cuando el reflector se encuentra muy cerca puede hacer que las plantas dejen de crecer verticalmente y se concentre en desarrollar más hojas de lo normal acarreando algunos problemas, lo contrario sucede cuando la luz se encuentra muy alejada, esto hace que la planta se note muy estirada entre cada nudo y el tallo muy delgado.

Escrito por: Colombian Happy